Durante generaciones, los estadounidenses han soñado con opciones de bienes raíces de menor costo en lugares exóticos de la playa. Esta opción se reservaba anteriormente para un comprador de segunda casa o destino de jubilación, pero ahora, esta opción es posible para los millennials más jóvenes con nueva flexibilidad.

Las comunidades de resorts extranjeros en lugares exóticos están atrayendo a los compradores que buscan un estilo de vida más asequible en un entorno ideal, rico en comodidades. Empresas como Dekel (una compañía inmobiliaria panameña) han aprovechado sus ofertas inmobiliarias para capitalizar la revolución de "trabajar desde cualquier lugar". Después de haber construido una serie de complejos residenciales de uso mixto en lugares de playa tropical, ofrecen condominios frente a la playa desde $249,000 en una comunidad turística en Panamá llamada Blue Venao.